Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Si debemos mencionar un hecho significativo en el que la tecnología ayudó al proceso educativo, ese, es la implementación y validación de la enseñanza E-learning. Años atrás, tanto docentes como alumnos miraban con prevención este tipo de modalidad. ¿Quién podía pensar tomar una clase a través de una computadora, desde el lugar y la hora que se quisiera?

Sin embargo, el prejuicio y dudas ante una nueva y diferente modalidad de formación han desaparecido gracias al avance tecnológico, las nuevas herramientas didácticas y la trayectoria y seriedad de las Instituciones que la aplican en los programas de estudio que imparten. La oferta de Cursos, Carreras y Posgrados a distancia, de amplia salida laboral o alta demanda profesional, aumenta día a día. Asimismo, contenidos que eran dictados de manera presencial –exclusivamente–, se han adaptado cada vez más a la modalidad virtual, permitiendo a los alumnos conectarse con un computador desde la comodidad de sus casas u oficinas; en algún viaje o tiempo libre. Incluso, algunos Centros adecúan sus plataformas para que los estudiantes ingresen desde sus teléfonos celulares o tablets.

La enseñanza E-learning permite estudiar desde un Curso hasta un Doctorado, comenzar la formación superior con Carreras Profesionales o Técnicas; ampliar conocimientos de un área específica a través de Posgrados, sin dejar de lado el nivel de preparación que se posea. Permite al estudiante no sólo capacitarse más allá de su ubicación geográfica y la del centro educativo por el que se interese, sino también, acomodar los horarios de estudio al ritmo de su propia vida, repetir contenidos volviendo a ver las clases virtuales o acceder al campus o biblioteca virtual a la hora que desee… Ventajas que difícilmente se encuentran en la formación presencial.

Si los compromisos y responsabilidades te impiden estar en un aula varias horas por semana. Si piensas en prepararte profesionalmente pero todavía no te decides, en Educaedu te brindamos algunos consejos para elegir la modalidad E-learning y sus beneficios:

 Los pasos preliminares.

Antes de definir el programa a realizar, es esencial investigar la institución en la que se aspira iniciar los estudios ya que existe una gran variedad. Cada Centro de educación superior, tiene sus propios procedimientos y fundamentos para el desarrollo de la formación E-learning.

Consultemos todo lo necesario en cada Centro: si la inscripción es online o presencial; el tipo de acceso al aula y al campus virtual (único o limitado por horario); el material bibliográfico y de qué manera se adquiere. Muchas instituciones lo incluyen dentro del pago mensual, otras, lo dan como opción y debe ser pagado aparte. Igualmente, indaguemos si cuentan con biblioteca online de consulta, si el material interactivo es pregrabado, si hay clases especiales en vivo o si tendremos seguimiento de un tutor(a) o asesor(a) que nos acompañe durante el proceso educativo. 

Para consultar qué centros cuentan con formaciones a distancia, puedes hacerlo accediendo desde  aquí.

En caso que el programa académico elegido supere nuestro presupuesto, podemos consultar los planes de beca vigentes, tanto en los Centros como en entidades privadas o estatales. El tipo de cobertura que ofrecen (total o parcial) y los requisitos para acceder a las mismas. 

Si es tu primer acercamiento a una solicitud de beca, puedes consultar nuestro  artículo para despejar cualquier duda.

Eligiendo la formación.

Muchas personas escogen la enseñanza E-learning con el fin de mejorar o profundizar sus conocimientos sobre un área específica. En general son egresados de Carreras que requieren complementar su formación profesional y ampliar sus oportunidades laborales. Otros, eligen cursos de corta extensión que contribuyan a generar mayores ingresos a medida que la formación avanza.

Debemos preguntarnos si queremos estudiar un programa relacionado a estudios previos o si preferimos comenzar a prepararnos en un área diferente. Evaluar si dicha formación nos favorece en el trabajo en el que nos desempeñamos –crecimiento laboral y salarial– o si nos brinda las herramientas para convertirnos en emprendedores, dependiendo nuestros intereses o necesidades

Si aún no hemos decidido qué estudiar indaguemos acerca de las áreas de mayor demanda académica, las cuales están relacionadas con: Tecnología, Entornos Digitales, Marketing y Marketing Online, Administración, Negocios, Finanzas, Derecho, Hotelería y Turismo, Diseño, Salud, entre otras.

La universidad va con nosotros.

E-learning es sinónimo de flexibilidad. Podemos seleccionar Centros del país de residencia o de otras regiones que brinden esta modalidad. Anteriormente, el estudiante iba hacia la Universidad, ahora, la Universidad está donde el alumno se encuentre. No hay gastos extras de transporte ni tiempo “perdido” por traslados. Basta que tengamos una óptima conexión a Internet y un dispositivo móvil para acceder a las plataformas educativas y consultar en cualquier momento y lugar.

Recordemos que no todas las formaciones virtuales son iguales. Hay diferentes niveles de interacción con los Centros, acordes a los contenidos de cada Curso, Carrera o Posgrado. Existen los Cursos Masivos que ofrecen educación abierta en Internet, son brindados por Universidades o empresas de reconocimiento a nivel mundial. Otra opción son los Videocursos, en cuyo caso el alumno accede a unidades grabadas con anterioridad, acompañado constantemente por asesores y tutores para evaluar el conocimiento adquirido.

En los últimos años, una nueva metodología se ha instalado: los Videos en Tiempo Real (Live). Son formaciones en vivo, que suelen tener horarios fijos de conexión y profesionales en línea en todo momento para aclarar dudas y resolver consultas específicas.

Sacando el máximo provecho en formación.

Una vez elegido el Centro y la formación, conviene establecer hábitos para generar constancia en el estudio. En ocasiones, puede resultar  difícil concentrarse al realizar otras actividades al mismo tiempo. El objetivo es que dediquemos tiempo y atención como en la modalidad de impartición presencial, pero con la ventaja de estar cualquier lugar.

A continuación te recomendamos los siguientes hábitos para aprovechar el total de beneficios de la enseñanza E-learning:

Organización del tiempo: establecer una cantidad de horas diarias de estudio, independientemente del horario en que se realice. La constancia es un factor fundamental.

Uso de herramientas: los centros con modalidad online o a distancia ofrecen distintos tipos de herramientas para acompañar al alumno y brindarle lo mejor de la formación presencial con el beneficio de la virtualidad. Es responsabilidad de cada estudiante emplear todos los recursos para su desarrollo: foros, grupos en redes sociales, videoconferencias y tutorías.

Registro de metas y progresos: es importante llevar un registro de las tareas realizadas, de las pendientes y su grado de dificultad; así como de las fechas de evaluaciones o conferencias para realizar consultas. De esta manera, el tiempo se optimiza, el estudiante tiene mayor conciencia del desarrollo de su Curso, Carrera o Posgrado y es más fácil llegar a los objetivos exigidos.

El aula y el material: al comenzar a estudiar, verificar que se cuenta con el tiempo suficiente y un lugar  cómodo, sin ruido ni distracciones. Mantener orden en el espacio que cumpla función de aula y asimismo en los materiales de estudio. Se pueden organizar por fechas o unidades y elaborar resúmenes para repasar cuando se presenten evaluaciones.

No cabe duda que la enseñanza-aprendizaje E-learning es una oportunidad de acceso a la educación superior. Por ello, se hace relevante que indaguemos las opciones existentes y establezcamos cuál de todas es la que más nos conviene y se ajusta a nuestros intereses. Recordemos que la formación que elijamos ahora va a ser el reflejo de nuestro futuro profesional.

El E-learning en cifras*.

En Colombia, la demanda de formación a distancia ha tenido un incremento en los últimos años. De acuerdo con los datos más recientes del Ministerio de Educación, la modalidad virtual ha presentado un incremento desde 2011 (13,6 %) hasta 2016  (98,9 %).

A través de un estudio realizado por el Centro Nacional de Consultoría (CNC) -encargado por una reconocida Institución Universitaria del país- , se determinó  que  los motivos principales por los que las personas eligen la modalidad virtual son:

–       Disponibilidad de tiempo para atender responsabilidades laborales (47%).

–       Mayor disponibilidad de tiempo para atender responsabilidades familiares (22 %).

–       Menor costo en la matrícula (14 %)

–       Opción de estudiar desde su municipio sin necesidad de trasladarse (12 %).

El estudio arrojo también que la modalidad virtual es un modelo incluyente, con beneficios para quienes lo eligen y adaptable a las necesidades particulares de cada alumno. En 2017, los mejores resultados de los exámenes Saber Pro y Saber Pro en Ingeniería los obtuvieron estudiantes que desarrollaron aprendizaje virtual.

Deja un comentario

Menú de cierre